Pequeños cambios para hacer tu piso de alquiler más atractivo

Pequeños cambios para hacer tu piso de alquiler más atractivo

El mercado inmobiliario no ha sido ajeno a la crisis provocada por el coronavirus. Pero más allá de concebir la situación como un obstáculo insalvable, hay que contemplarlo como una oportunidad. ¿Una locura? No del todo.

Es el momento de renovarse, de hacerle un lavado de cara a tu piso de alquiler, esa reforma que tal vez habías dejado para otra ocasión. En este nuevo escenario con una mayor competencia es imprescindible destacar. Si lo consigues, puedes sacar mucho provecho a una inversión no tan grande.

¿Cómo revalorizar la vivienda sin embarcarte en obras interminables? Aquí tienes algunas ideas.

Reformas totales o parciales low cost

Si quieres renovar completamente la imagen de tu piso de alquiler apunta esta idea: pintura. Hablamos de las paredes, claro, pero también de los azulejos, los muebles, las puertas y los armarios de la cocina. Pintar cualquiera de estos elementos te va a resultar mucho más económico que cambiarlos, y puedes dar a ese piso un estilo mucho más actual y seductor.

Además de ello, si el suelo es antiguo o está en mal estado nada como cubrirlo de losetas vinílicas. Las puedes encontrar en mil diseños diferentes, se ponen con facilidad y su precio es económico.

Imagina el cambio que puede dar tu piso de alquiler si pintas esos azulejos tan pasados de moda del baño, o si cubres el suelo de terrazo por otro de imitación de baldosa hidráulica o madera, mucho más cálido.

Baño y cocina

Ya te hemos dado alguna idea para renovar estas estancias. Pero más allá de la pintura y las losetas vinílicas, en el cuarto de baño unos sanitarios o un mueble nuevos pueden hacer maravillas.

Y en la cocina, si los muebles están bien, basta con cambiar el grifo y la encimera. No cuesta mucho y el resultado puede ser muy vistoso si sabes elegir bien.

Recuerda que tanto el baño como la cocina se suelen mirar con lupa, de modo que la impresión debe ser siempre la mejor.

Abre espacios

Es una reforma casi indispensable en pisos pequeños. Los espacios abiertos permiten una mayor luminosidad y dan una sensación de amplitud mucho mayor.

Un ejemplo: abrir la cocina al salón y sustituir el tabique por una barra es una pequeña reforma que no costará demasiado y dará una imagen mucho más moderna a la vivienda.

Climatización y aislamiento

Algo tan sencillo como un aparato de aire acondicionado puede hacer que, ante varias posibilidades, el interesado incline la balanza a tu favor o no. Si tu piso de alquiler no tiene climatización, piénsate muy en serio hacer esa pequeña inversión.

Esto mismo se aplica cuando el sistema de calefacción no es muy bueno. Si es necesario, sustituye la vieja caldera y los radiadores. Y asegúrate de que las ventanas cierran perfectamente, si hay algo que hoy en día se valora mucho es la eficiencia energética.

Almacenamiento

Los armarios empotrados también harán que la vivienda sea más atractiva. El espacio de almacenamiento se cotiza siempre al alza. Un armario empotrado en el dormitorio o una pequeña despensa en la terraza siempre serán buena idea. Y si hay algún hueco o rincón con posibilidades ¡aprovéchalo! Tus futuros inquilinos lo tendrán muy en cuenta.

Cualquiera de estas reformas hará que tu piso de alquiler seduzca pasada la primera impresión, que también es importante. Con una inversión no muy elevada habrás conseguido una revalorización apreciable y, seguramente, tardarás muy poco en alquilar la vivienda, a pesar de la enorme competencia en el mercado inmobiliario.

Fuente: habitissimo

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.