Las ventajas de reformar tu casa en alquiler en verano

Las ventajas de reformar tu casa en alquiler en verano

Si hay un momento del año ideal para las reformas, ese es el verano. Y no solo cuando se trata de dar un nuevo aire a la vivienda habitual. Si tienes una casa destinada al alquiler, los meses estivales te van a ofrecer algunas ventajas añadidas.

1. Rapidez en los trabajos

La agilidad de las obras es una cuestión que en una vivienda de alquiler cobra especial relevancia. Cuanto antes acaben los trabajos, antes la podrás colocar en el mercado inmobiliario y antes obtendrás beneficios de ella.

En verano, temperaturas más altas y la posibilidad de ventilar bien las estancias hacen que materiales de obra húmedos o pintura sequen antes, aspecto que permite acelerar los trabajos.

Además de ello, los días son mucho más largos. Más horas de luz significa que, si es necesario cortar el suministro eléctrico durante un periodo prolongado, se podrá seguir trabajando sin problemas.

2. Facilidad para seguir el desarrollo de las obras

En cualquier reforma pueden surgir imprevistos. En tu vivienda habitual puedes estar muy pendiente y tomar decisiones de inmediato. Pero cuando se trata de una casa de alquiler, a veces la cosa se complica, bien porque está lejos, bien porque hay que encontrar un hueco para atender esos problemas que no se esperaban

En verano siempre se disfruta de algo más de tiempo libre, de modo que será mucho más fácil que puedas seguir de cerca los trabajos de reforma. Si ocurre alguna circunstancia anómala, podrás encontrar un hueco para desplazarte y solucionarla, evitando así que otros tomen decisiones por ti o que la obra se retrase.

3. Mayor flexibilidad

Cuando se trata de hacer mejoras en una vivienda destinada a alquileres de corta y media duración (por ejemplo, a estudiantes) el verano da un mayor margen de tiempo para poder realizar las obras. En ocasiones, cuadrar otras temporadas en las que la casa permanezca vacía con trabajos de reforma es más mucho más complicado por falta de tiempo.

Esa misma flexibilidad se puede aprovechar cuando la vivienda permanece ocupada durante todo el año y es imprescindible acometer esas obras de mantenimiento que le corresponden al propietario. Con las vacaciones a la vista, compaginar la agenda de la empresa de reformas con la de los inquilinos será más sencillo. 

4. Los alquileres se reactivan después del verano

A la vuelta de las vacaciones todo empieza a cobrar más movimiento, también los alquileres. De hecho, septiembre es uno de los meses de año en el que se firman más contratos. Por un lado, el inicio del curso escolar en universidades y centros de enseñanzas de postgrado mueve a miles de estudiantes en toda España. Por otro, también la movilidad laboral se incrementa después del periodo estival.

Por ello, lo ideal es que tu piso esté listo para revista antes de que acabe el verano. De no ser así, puedes perder oportunidades para encontrar inquilinos con rapidez y acabarás perdiendo dinero.

Reformar tu casa en alquiler en verano, por lo tanto, puede evitarte algún que otro problema y, al contario, aportarte muchos beneficios. Pero no olvides que los meses estivales son los preferidos por todo el mundo para iniciar obras de mejoras en las viviendas, por tanto, no debes dejar para el último momento la búsqueda de profesionales.

By: Habitissimo

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.

ocho + 19 =